Archivo | 6 marzo, 2020

Se demuestran los beneficios del resveratrol en pacientes con diabetes tipo 1

El resveratrol es un polifenol con potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Se encuentra de forma natural en algunos alimentos como nueces, bayas o también en la piel de las uvas, aunque solo en bajas concentraciones. Diferentes estudios han alabado los beneficios cardiovasculares, anticancerígenos y antienvejecimiento del resveratrol.

 

Además, se ha demostrado que puede hacer frente a varios trastornos inflamatorios crónicos. De hecho, el resveratrol activa las sirtuinas, que pueden aumentar la sensibilidad a la insulina y proteger contra el daño oxidativo. En este sentido, otras investigaciones han probado mejoras en la disglucemia y la sensibilidad a la insulina; sin embargo, ha habido cierta inconsistencia en los resultados.

 

El resveratrol y la diabetes

 

Centrándonos en el último estudio publicado en Nutrients acerca de este polifenol, los expertos investigaron los efectos del resveratrol en pacientes con diabetes tipo 1. Se trata de un trastorno autoinmune que se está convirtiendo en una epidemia creciente, ya que hay una falta de insulina para los niveles regulares de glucosa.

 

Cabe destacar que el tratamiento con insulina no siempre ofrece como resultado los niveles de glucosa específicos apropiados. Es más, la insulina sola puede que no sea suficiente para evitar complicaciones relacionadas con la enfermedad.

 

Este nuevo estudio ha contado con trece pacientes que padecen diabetes tipo 1, desde los 12 a los 45 años. Concretamente, cada uno de los pacientes recibió 500 mg de resveratrol dos veces al día durante un período de dos meses. Las evaluaciones clínicas y de laboratorio incluyeron peso corporal, índice de masa corporal (IMC), glucosa en ayunas, insulina, hemoglobina A1c, HOMA-IR, HOMA-β, fosfatasa alcalina, enzimas hepáticas, creatinina y albúmina.

 

También se evaluaron los niveles de proteína C reactiva (PCR), factor de necrosis tumoral α (TNF-α), interleucina 1β, capacidad antioxidante total (TAC) y peroxidación lipídica.

 

Beneficios probados del resveratrol

 

Como resultado, la suplementación con resveratrol disminuyó significativamente los niveles de glucosa en ayunas y hemoglobina A1c. Asimismo, el malondialdehído (un marcador de estrés oxidativo) también descendió.

 

Por el contrario, la capacidad antioxidante total aumentó, demostrando propiedades protectoras antioxidantes. En cambio, la insulina, HOMA-IR, HOMA-β, PCR y las funciones hepática y renal no se vieron afectadas.

 

Estos resultados respaldan la suplementación con resveratrol como una estrategia potencial para apoyar el control de la glucosa, la sensibilidad a la insulina y el daño oxidativo en pacientes con diabetes tipo 1. Los nutrientes adicionales que deben considerarse para tratar la disglucemia incluyen inositol, tocotrienoles, aceite de pescado, probióticos y almidón resistente.

 

Consejos para personas con diabetes

 

Dado que la diabetes tipo 1 es un trastorno autoinmune, no se deben pasar por alto los posibles desencadenantes ambientales. Esto es, pueden contribuir a la autoinmunidad la sensibilidad a los alimentos, las toxinas, las deficiencias de nutrientes, los desequilibrios hormonales y las infecciones.

 

Para terminar, es importante tener en cuenta que las pruebas de heces son esenciales para descartar infecciones bacterianas y disbiosis, así como para evaluar marcadores inflamatorios, inmunes, de digestión y absorción. Se deben considerar componentes o nutrientes como el resveratrol, la vitamina D, el aceite de pescado, la curcumina y los probióticos para las personas con disfunción autoinmune.

 

Referencias

 

Movahed A, Raj P, et al. Efficacy and Safety of Resveratrol in Type 1 Diabetes Patients: A Two-Month Preliminary Exploratory Trial. Nutrients. 2020 January 6; 12(1).

 

Esta entrada fue publicada en 6 marzo, 2020.

Un estudio respalda los beneficios antiinflamatorios y metabólicos de la curcumina

La suplementación con curcumina puede aumentar los niveles de adiponectina, una hormona proteica con múltiples efectos beneficiosos. Entre sus puntos fuertes se encuentran la regulación de los niveles de azúcar en la sangre y la acción antiinflamatoria.

 

La curcumina es un polifenol que pertenece a una familia de compuestos presentes en la cúrcuma y denominados curcuminoides. Es el curcuminoide principal y más estudiado.

 

Los científicos de la Universidad de Coventry (Reino Unido) y la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán) informaron que la suplementación con curcumina aumentó significativamente las concentraciones de adiponectina. El equipo llegó a esta conclusión evaluar los resultados de seis ensayos controlados aleatorios con humanos, comparando los resultados del suplemento de tratamiento con el de placebo.

 

Los autores publicaron los datos en la revista Diabetes & Metabolic Syndrome. Aseguraron que la curcumina ha sido aprobada por la FDA de los Estados Unidos y considerado un “suplemento reconocido como seguro”. Además, los investigadores subrayan que su tolerabilidad ha sido confirmada en varios estudios clínicos.

 

Por lo tanto, los autores indican que, debido a la seguridad del producto, la curcumina puede sugerirse como un suplemento de rutina para pacientes con síndrome metabólico. Este tipo de suplementación “puede servir para contribuir a paliar otros problemas relacionados con el metabolismo”.

 

El estudio se suma al creciente cuerpo de ciencia que respalda los beneficios potenciales para la salud de la cúrcuma y la curcumina.

 

Detalles del estudio

 

Éste se centró exclusivamente en la adiponectina. La investigación incluyó datos de un total de 652 personas. “La adiponectina es una citocina antiinflamatoria producida y secretada por el tejido adiposo”, explican los expertos que trabajaron en el estudio.

 

Según los informes, los niveles séricos de adiponectina tienen una relación inversa con la resistencia a la insulina, la dislipidemia, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. En cambio, la disminución de la adiponectina puede aumentar el riesgo de enfermedad aterosclerótica. “Se trata de un citocina que tiene un efecto positivo en la reducción del riesgo de enfermedad cardiometabólica, que se asocia con el metabolismo de los lípidos y la glucosa, las propiedades antiinflamatorias y antiateroscleróticas”.

 

Declaraciones de los autores

 

Los investigadores han apuntado que han podido confirmar la veracidad de varios estudios independientes. Destacan que la suplementación con curcumina, particularmente cuando se consume por menos de 10 semanas, puede aumentar significativamente los niveles de adiponectina, “incluso cuando se controlan numerosas variables biológicas y sociológicas”.

 

Respecto a las limitaciones del ensayo, los autores señalaron que el pequeño número de estudios muestra que existe la necesidad de desarrollar más análisis de alta calidad. “De esta forma se podrá fortalecer la asociación entre los niveles de curcumina y adiponectina”, concluyeron los autores.

 

Referencias

 

Clark CCT, Ghaedi E, Arab A, Pourmasoumi M, Hadi A. The effect of curcumin supplementation on circulating adiponectin: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Diabetes Metab Syndr. 2019 Sep – Oct;13(5):2819-2825.

Esta entrada fue publicada en 6 marzo, 2020.