Archivo | 5 junio, 2020

Rutina esencial de cuidado de la piel para todas las edades

Las necesidades de la piel cambian a medida que la edad avanza. Además, es importante no conformarse con una crema hidratante básica y actualizar la rutina con una crema indicada para tratar los signos del envejecimiento, como líneas finas y arrugas, piel opaca y manchas de la edad.

Las cremas hidratantes con ingredientes como el retinol, péptidos, ácido hialurónico y antioxidantes no solo suavizan las líneas e incluso el tono y la textura de la piel, sino que también ayudan a prevenir futuros signos de envejecimiento.

Asimismo, el protector solar es igual de importante: si no está incluido en la fórmula, es esencial aplicarlo por separado para proteger la piel del daño solar y de una mayor sensibilidad debido a los ingredientes antienvejecimiento.

Cuidado durante los 20

 

Ahora es el momento de desarrollar buenos hábitos para preservar el brillo juvenil. ¿Qué garantiza las posibilidades de tener una piel hermosa en las próximas décadas? Aplicar protector solar religiosamente.

Es posible que durante la década de los 20 se empiece a notar la sequedad por primera vez, por lo que es esencial una crema hidratante. Además, si eres una de las muchas mujeres de 20 y tantos años que sufren de acné, puedes ver que se ha desplazado de la frente y la parte media de la cara a la mandíbula, lo que significa que está relacionado con las hormonas.

Cuidado durante los 30

 

Si se ha sido diligente con el protector solar, lo más probable es que no haya un cambio radical en la piel desde la época anterior. Sin embargo, esta es la década en que la tez puede comenzar a verse opaca debido a una renovación celular más lenta, por lo que la exfoliación regular debería ser una de las principales prioridades.

Asimismo, los adoradores del sol verán un aumento en las líneas finas y daños como manchas oscuras y pérdida de elasticidad, pero nunca es demasiado tarde para corregir el error y conferir al protector solar la importancia que se merece.

Además, esta es también la década en la que se puede comenzar a notar las patas de gallo, ojeras y flacidez en los párpados inferiores, lo que en otras palabras significa los primeros signos de la edad.

Cuidado durante los 40

 

En esta década, las mujeres con una tonalidad de piel más oscura generalmente comienzan a ver líneas finas, arrugas y otros problemas relacionados con la edad, como la pérdida de volumen. En mujeres de piel clara, el daño solar continúa apareciendo como manchas e hiperpigmentación. Asimismo, muchas personas de 40 y tantos años se enfrentan a problemas relacionados con las hormonas, como el acné y la sequedad premenopáusica.

Cuidado durante los 50

 

A los 50 años, realmente se aprecian los beneficios de haber tomado decisiones acertadas sobre el estilo de vida, que son más importantes que la genética para influir durante el proceso de envejecimiento de la piel.

Actualmente existen multitud de estudios en el mercado donde se afirma que no fumar, evitar la exposición excesiva al sol y controlar el estrés pueden tener un gran impacto sobre la salud de la piel.

Se puede apreciar una piel más delgada y flacidez. La pérdida de hueso alrededor de la mandíbula puede provocar papada y la pérdida de grasa puede crear un aspecto hundido. Las líneas y arrugas se profundizan y aumenta la hiperpigmentación. También se puede notar que la piel está seca y escamosa.

Además, el alcohol y la alimentación también son esenciales para mantener un buen aspecto de la piel. Una piel sana es el reflejo de un organismo sano.

Esta entrada fue publicada en 5 junio, 2020.