Los suplementos de vitamina B alivian los síntomas del síndrome metabólico

Según un reciente ensayo controlado aleatorizado (RCT) llevado a cabo con población adulta en Japón, los suplementos de vitaminas B, entre otros, pueden disminuir los niveles de homocisteína en plasma en aquellas personas con algún signo de síndrome metabólico.

Antes de este estudio había limitada evidencia de la relación entre los suplementos de vitaminas del grupo B y la mejora de la función endotelial a través de la bajada de los niveles de homocisteína en plasma.

Basado en esto, investigadores de diferentes centros japoneses como la Universidad Ehime, la Universidad Osaka, la Universidad Médica Dokkyo, la Universidad Médica Fukushima, además de la Universidad Minia en Egipto, llevaron a cabo un ensayo controlado aleatorizado (RCT) para determinar si la administración de dosis bajas de suplementos de vitaminas B podría mejorar la función endotelial en adultos japoneses con uno o más síntomas del síndrome metabólico.

Hay una B en mi Bebida

El ensayo, que no tuvo un periodo sin tratamiento o de evaluación a ciegas, se llevó a cabo con 127 hombres y mujeres de Japón con edades comprendidas entre los 40 y los 65 años. Todos ellos tenían en común que mostraban alguno de los signos del síndrome metabólico y no tomaban ninguna medicación para su condición.

Durante un periodo de dos meses, se les suministró un suplemento en forma de bebida que contenía vitaminas B, así como vitaminas C, D y E.

A continuación, fueron divididos en dos grupos, uno al que realizaron una intervención temprana, y otro al que realizaron una intervención posterior. Los investigadores midieron su dilatación mediada por el flujo, los niveles de homocisteína en plasma, las vitaminas B en suero y los niveles de vitamina C.

Posteriormente, los investigadores detectaron un aumento significativo en los niveles séricos de vitaminas B y C, junto con una reducción en los niveles plasmáticos de homocisteína.

Escribieron: “El nivel medio de homocisteína en suero antes y después de la intervención fue de 9.8 µmol/L y 8.2 µmol/L en el grupo de intervención temprana y 10.8 µmol/L y 7.4 µmol/L en el grupo de intervención posterior. Sin embargo, no se detectaron cambios significativos en la dilatación mediada por el flujo”.

Añadieron que investigaciones anteriores habían encontrado que los efectos de tomar suplementos vitamínicos en los factores de riesgo de enfermedad cardíaca eran ‘controvertidos’: se decía que las terapias que usaban solo vitamina C, o ambas vitaminas C y E, habían prevenido el deterioro agudo de la función endotelial.

Además, la administración de suplementos de vitamina C a largo plazo ha estado relacionada con la mejora de la dilatación mediada por el flujo en pacientes con enfermedad coronaria.

Sin embargo, los investigadores también se refirieron a un reciente análisis sistemático y meta-análisis de 16 ensayos controlados aleatorizados (RTC) y “no se encontró ningún efecto de la vitamina D en la función endotelial, y dos ensayos a gran escala no pudieron encontrar ninguna relación entre los suplementos de vitamina C y E y problemas cardiovasculares “.

Añadieron también que las interacciones desfavorables entre el folato y las vitaminas C y E podrían modificar el impacto de los suplementos de vitaminas B; un estudio había detectado una mejora de la función endotelial después de tomar vitamina C o vitamina E por separado.

Por otro lado, la administración conjunta de ambas vitaminas C y E no resultó ser efectiva. Además, los investigadores observaron en cada reconocimiento que la mayoría de los participantes del estudio no habían ayunado lo suficiente, por lo que sus niveles de triglicéridos en suero iban a tender a ser más altos haciendo que hubiera que interpretar los resultados con sumo cuidado.

Niveles y limitaciones

Los investigadores reconocieron que la interacción in vivo de la combinación de suplementos no podía ser confirmada, ya que no se había evaluado el efecto único de cada una de las vitaminas B, así como de las vitaminas C y E.

Además, no se había incluido en el estudio un periodo sin tratamiento y esto condujo a un efecto de arrastre en las vitaminas del suero B6 y B12, ácido fólico y vitamina C (a pesar de que ese efecto no afectó a los niveles de homocisteína en plasma de los participantes).

Los investigadores también destacaron que las ingestas dietéticas medias de vitaminas B6 y B12, folato y vitamina C de los participantes del estudio, cuando se evaluaron a los dos y cuatro meses, fueron “similares a las basales de los grupos de intervención temprana y de los grupos de intervención posterior (los datos no fueron mostrados)”.

Para finalizar concluyeron: “El consumo de estas vitaminas en la dieta durante el periodo de estudio era poco probable que se viera afectado por la intervención”.

“Entre los sujetos que presentaban uno o más de los componentes del síndrome metabólico, la administración de suplementos multivitamínicos en dosis bajas, incluidos los suplementos de vitaminas B, se relacionó con una disminución significativa en los niveles de homocisteína en plasma, pero no con la dilatación mediada por el flujo.

Referencias

Maruyama K, S Eshak E, Kinuta M, Nagao M, Cui R, Imano H, Ohira T, Iso H. Association between vitamin B group supplementation with changes in % flow-mediated dilatation and plasma homocysteine levels: a randomized controlled trial. J Clin Biochem Nutr. 2019 May;64(3):243-249.

Esta entrada fue publicada en 3 noviembre, 2019.

Alimentos que ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre

Las personas que sufren de diabetes tienen que cuidar de sus niveles de azúcar en sangre, evitando que los niveles aumenten a niveles que puedan afectar negativamente a la salud y órganos del afectado, como paso con un cerrajero de la empresa cerrajeros Móstoles.

Al tratarse de una enfermedad que discurre de forma silenciosa para muchas personas, ello no significa que los picos altos de azúcar puedan ir dañando los diferentes órganos del afectando, llegando a producir afecciones de gran gravedad con el tiempo como daño renal, ceguera o la amputación de los pies.

Los mejores alimentos para reducir los niveles de azúcar en sangre

A continuación, encontrarás un listado de alimento que ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre, alimentos no solo recomendados para personas con diabetes, sino para cualquier persona que deseen ganar en salud, como los cerrajeros Madrid centro. ¡Toma nota!

  • Aguacate: Sus grasas buenas ayudan a mejorar la salud cardiovascular
  • Ajo: Sus compuestos ayudan a mejorar la resistencia a la insulina. Protege el corazón
  • Avena: Posee un Índice Glucémico por debajo de 55. Contiene betaglucanos
  • Bacalao: No contiene carbohidratos, de modo que su Índice Glucémico es cero
  • Boniato: Contiene una gran cantidad de fibra. Es un perfecto sustituto de la patata
  • Manzana: Ofrece un bajo índice glucémico, y alto contenido en agua y fibra
  • Nueces: Ayudan a mejorar la resistencia a la insulina. Son una rica fuente de flavonoides
  • Pan de centeno: Posee un Índice Glucémico por debajo de 55
  • Legumbres: Disminuye el riesgo de enfermedad coronaria en diabéticos tipo 2
  • Yogur: Reduce las probabilidades de sufrir diabetes tipo 2 (debe ser natural)

Si deseas llenar tu nevera con estos alimentos para cuidar de tu salud y mejorar los niveles de azúcar en sangre, no olvides contratar expertos que te aseguren que mientras estas fuera de casa nadie entrará a robarte.

Los ladrones no dejan de aumentar, al igual que nos robos que se producen a diario, por ello es vital asegurar que tu hogar sabrá estar a la altura de las circunstancias. Tus cerrajeros te podrán ayudar en ello.

Esta entrada fue publicada en 19 octubre, 2019.

¡Confirmado!, los omega-7 son beneficiosos para la salud del corazón y el metabolismo de la glucosa

La nueva investigación llevada a cabo por los científicos del National Institutes of Health (NIH) de EE.UU. declara que el omega-7 (ácido palmitoleico) redujo significativamente la placa de aterosclerosis y otros factores de riesgo cardiovascular.

En la revista científica Molecular Nutrition & Food Research, los científicos del NIH informaron de que la dieta estándar de ratones de laboratorio suplementada con aceite omega-7 condujo a una reducción del 45% en lesiones de aterosclerosis y reducciones del 30% en los triglicéridos en circulación, en comparación con las dietas de control y las suplementadas con aceite de oliva.

“Hemos visto por primera vez, que las placas de aterosclerosis, así como el metabolismo deteriorado de glucosa y lípidos, se mejoraron en ratones que seguían una dieta occidental suplementada con palmitoleato en comparación con aquellos que seguían una dieta occidental o una dieta suplementada con aceite de oliva rico en oleato”, escribieron los investigadores. “Estos hallazgos positivos nos han llevado a iniciar un ensayo clínico para comparar el ácido oleico con la suplementación con ácido palmitoleico en varios parámetros cardiometabólicos”.

Detalles del estudio

Los investigadores del NIH utilizaron ratones KO para el receptor de LDL (LDLR-KO, por sus siglas en inglés) y los dividieron aleatoriamente en 3 grupos. Todos los grupos siguieron una dieta de estilo occidental rica en grasas con omega-7, aceite de oliva rico en ácido oleico (omega-9) o sin suplementos durante 12 semanas.

Los resultados demostraron que los ratones del grupo de omega-7 tenían niveles significativamente más bajos de triglicéridos y áreas de placa aterosclerótica en comparación con los otros grupos.

Además, las mejoras del metabolismo de la glucosa se observaron en los ratones del grupo de omega-7, con reducciones del HOMA-IR de más del 50%. HOMA-IR es una medida de resistencia a la insulina. Los niveles de glucosa e insulina también disminuyeron en los ratones que consumieron ácido palmitoleico.

Los investigadores también registraron la regulación de los genes relacionados con la inflamación.

“El principal hallazgo de este estudio es que el palmitoleato puede tener efectos beneficiosos en la reducción de los factores de riesgo cardio metabólico y en la reducción de la aterosclerosis”, escribieron.

Referencias

Yang ZH, Pryor M, Noguchi A, Sampson M, Johnson B, Pryor M, Donkor K, Amar M, Remaley AT. Dietary Palmitoleic Acid Attenuates Atherosclerosis Progression and Hyperlipidemia in Low-Density Lipoprotein Receptor-Deficient Mice. Mol Nutr Food Res. 2019 Jun;63(12):e1900120.

 

Esta entrada fue publicada en 12 octubre, 2019.

La suplementación con probióticos podría mejorar los indicadores relacionados con la diabetes tipo 2

Según un nuevo estudio, la suplementación con probióticos puede mejorar el índice glucémico en los individuos con diabetes tipo 2.

Los estudios recientes han demostrado un vínculo entre la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y la microbiota intestinal a través de numerosos mecanismos moleculares. Como tal, es lógico que modular la microbiota intestinal con el uso de probióticos pueda ayudar a gestionar la DM2.

 

En base a esto, los investigadores de Tabriz University of Medical Sciences de Irán llevaron a cabo un ensayo para evaluar el efecto del probiótico Lactobacillus casei sobre el control glucémico y sirtuína 1 en suero (SIRT1, una proteína inversamente relacionada con la resistencia a la insulina) y fetuina-A (una proteína sanguínea que está directamente relacionada con la resistencia a la insulina) en pacientes con DM2.

 

Detalles del estudio

 

Reclutaron a 40 pacientes con DM2 y los dividieron en grupos iguales de intervención y de placebo. Los que estaban en el grupo de intervención tomaron una cápsula diaria que contenía 108 (10 mil millones) de UFC (Unidades Formadoras de Colonias) de L. casei mientras que los del otro grupo tomaron cápsulas diarias que contenían maltodextrina (placebo).

 

El periodo del tratamiento fue de ocho semanas, después del cual recogieron muestras de sangre de los sujetos del estudio que fueron evaluados por un endocrinólogo al principio y al final del ensayo.

 

Después, los investigadores informaron que la glucemia en ayunas, la concentración de insulina y la resistencia de insulina en el grupo suplementado se habían reducido significativamente en comparación con el grupo del placebo.

 

Además, aquellos que habían tomado las cápsulas del probiótico también observaron una reducción de la hemoglobina glucosilada, aunque en un grado no estadísticamente significativo.

 

En cuanto a los niveles de SIRT1 y fetuina-A, se informó que la suplementación con L. casei aumentó significativamente el SIRT1 y redujo significativamente los niveles de fetuin-A al final del ensayo.

 

Además, la suplementación con L. casei también “afectó significativamente la ingesta dietética y los índices antropométricos, incluyendo el peso, el IMC (Índice de Masa Corporal) y la circunferencia de la cintura”  en los sujetos suplementados del estudio.

 

Los investigadores atribuyeron estas observaciones al impacto de los probióticos en la composición microbiana del intestino, que puede llegar a afectar al apetito y a la ingesta de alimentos, así como al peso y la composición corporal.

 

Esta modulación de la microbiota intestinal permite que los probióticos afecten al equilibrio energético de los individuos y/o al metabolismo, principalmente por la producción de ácidos grasos de cadena corta a través de la fermentación de polisacáridos no digeribles.

Más mecanismos del microbioma

 

El estudio también demostró que los probióticos ofrecían beneficios en términos del peso de los pacientes junto con su IMC y su circunferencia de la cintura.

 

En conclusión, los investigadores escribieron: “La suplementación con L.casei afectó a los niveles de SIRT1 y fetuina-A de forma que mejoró la respuesta glucémica en sujetos con DM2”.

 

“Teniendo en cuenta los impactos metabólicos de SIRT1 y fetuina-A, el manejo de sus niveles introduce un nuevo mecanismo de acción probiótica para el manejo de la diabetes”.

 

“Los resultados del presente ensayo nos ayudan a mostrar un nuevo mecanismo de acción probiótica para la diabetes y los trastornos metabólicos relacionados”.

 

“Además, como se ha mostrado en este estudio, los efectos positivos de los probióticos en el peso corporal podrían traducirse a unos efectos metabólicos favorables y tener efectos beneficiosos sobre la homeostasis de la glucosa”.

 

Referencias

 

Khalili L, Alipour B, Asghari Jafar-Abadi M, Faraji I, Hassanalilou T, Mesgari Abbasi M, Vaghef-Mehrabany E, Alizadeh Sani M. The Effects of Lactobacillus casei on Glycemic Response, Serum Sirtuin1 and Fetuin-A Levels in Patients with Type 2 Diabetes Mellitus: A Randomized Controlled Trial. Iran Biomed J. 2019 Jan;23(1):68-77.

Esta entrada fue publicada en 7 julio, 2019.

Beneficios de la Vitamina D en la diabetes: Revisión sistemática

Según un nuevo análisis, la suplementación con vitamina D puede tener efectos antidiabéticos a través de su capacidad de control de los índices de control glucémico y los perfiles lipídicos de los pacientes diabéticos.

Los investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Mashhad, Universidad de Shahrekord de Ciencias Médicas, Universidad Ferdowsi, Universidad Islámica Azad y la Universidad de Ciencias Médicas de Babol de Irán, así como del Brighton and Sussex Medical School (Reino Unido), llevaron a cabo una una revisión sistemática y un meta-análisis para evaluar el impacto de los suplementos de la vitamina D en los índices de control glucémico.

 

Evaluaron la resistencia a la insulina (HOMA-IR), la hemoglobina glucosilada (HbA1C), la glucemia en ayuno (GA) y el índice cuantitativo de control de sensibilidad a la insulina (QUICK), así como el perfil de lípidos en pacientes diabéticos.

 

Se realizaron búsquedas en ocho bases de datos de ECAs o estudios transversales y de cohortes que se publicaron hasta diciembre de 2017 y utilizaron un software de meta-análisis completo (CMA, por sus siglas en inglés) para todos los análisis estadísticos.

Vitamina D contra la diabetes

Finalmente se decidieron por 82 estudios, 37 de los cuales se utilizaron para el metanálisis.

 

Después, informaron que la suplementación con vitamina D estaba relacionada con una mejora significativa de la GA y la HbA1C en los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2), aunque no se observaron cambios estadísticamente significativos similares en mujeres con diabetes gestacional (que afecta a aproximadamente el 4,7% de las mujeres embarazadas en Irán).

 

Aún así, el consumo de los suplementos de vitamina D condujo a una mejora de la HOMAR-IR en mujeres con diabetes gestacional, así como en individuos con DM2.

 

Al mismo tiempo, los investigadores descubrieron que el resultado agrupado del meta-análisis transversal mostró que la concentración de vitamina D sérica era significativamente más baja en los diabéticos que en los sujetos de control saludables.

 

Estos resultados fueron respaldados por un estudio previo en el que la suplementación con vitamina D exhibió “efectos potencialmente beneficiosos” a través de una mejora en la prueba de tolerancia a la glucosa (PTG) y una reducción de la prevalencia de la diabetes gestacional. Las mujeres diabéticas embarazadas que habían consumido vitamina D mostraron una mejora de las mediciones del estado glucémico y los niveles de HbA1C, sin que se declarasen complicaciones.

 

Respecto a la diabetes mellitus tipo 1 (DM1), declararon que la suplementación con vitamina D jugaba un “papel potencialmente importante” al suprimir la activación de células T y mejorar la HbA1C y GA.

 

La suplementación con vitamina D también fue recomendada en conjunto con otro tipo de suplementos como el calcio. Se descubrió que dicha combinación reducía el riesgo de DM2 y tenía un efecto positivo en el IMC, la circunferencia de la cadera y la presión arterial sistólica en pacientes con DM2.

 

Por otra parte, algunos de los estudios demostraron que la suplementación con vitamina D no afectaba a la resistencia a la insulina o GA y no mostraron relación significativa alguna entre la diabetes gestacional y los niveles de vitamina D séricos.

Primeras y futuras indicaciones

Los investigadores declararon que la revisión actual fue el primer metanálisis en evaluar el impacto de la vitamina D en los índices glucémicos en “diversos subgrupos de diabetes y también resume los estudios transversales, de cohorte y de intervención en pacientes diabéticos”.

 

También señalaron, sin embargo, una “limitación importante”: la falta de medidas iniciales previas y posteriores para los índices glucémicos, tal como se observaron en varios artículos, lo que significa que debieron excluirse del metanálisis.

 

En conclusión escribieron que: “esta revisión sistemática y de meta-análisis demostró que la vitamina D tenía efectos importantes en glucemia en ayuno (GA) de los diabéticos tipo 2 y mujeres embarazadas con diabetes. Por lo tanto, la vitamina D podría usarse como terapia complementaria junto con los otros tratamientos para estos pacientes.”

 

“Además, la suplementación con vitamina D conduce a una mejora de HOMA-IR, GA y HbA1C. Asimismo, el resultado agrupado global del meta-análisis transversal mostró que el nivel de vitamina D es significativamente menor en los pacientes diabéticos que los sujetos de control saludables.”

 

“Sin embargo, se requieren estudios adicionales para comprender mejor la relación entre la suplementación con vitamina D y los índices de homeostasis de la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2 y mujeres embarazadas con diabetes.”

 

Referencias

 

Xinyi Li, Yan Liu, Yingdong Zheng, Peiyu Wang, Yumei Zhang. The Effect of Vitamin D Supplementation on Glycemic Control in Type 2 Diabetes Patients: A Systematic Review and Meta-Analysis. Nutrients. 2018 Mar; 10(3): 375.

 

Esta entrada fue publicada en 3 mayo, 2019.

Berberina y silimarina, salud cardiometabólica

Un nuevo meta-análisis de ensayos clínicos aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo (ECAs) afirma que los suplementos formulados con berberina y silimarina pueden mejorar los niveles de lípidos en la sangre y los niveles de azúcar en la sangre en ayunas.

Según los datos publicados en Phytotherapy Research, el consumo conjunto de berberina y silimarina se relacionó con mejoras significativas en los triglicéridos, colesterol total y colesterol HDL y LDL.

 

Además, los científicos de las universidades italianas de Bolonia, L’Aquila y Palermo declararon que se observaron reducciones significativas en los niveles de glucosa en la sangre, con reducciones de un promedio de 7,5 mg / dl.

 

Afirmaron que, “La eficacia de la  berberina en la reducción de los lípidos en los seres humanos es conocida y se confirma claramente en un meta-análisis de 27 estudios clínicos con un total de 2.569 participantes”. “En comparación con este meta-análisis, nuestros hallazgos muestran que el hecho de añadir  silimarina a la berberina es capaz de mejorar su efecto positivo sobre el metabolismo de los lípidos y la glucosa en los humanos, lo que permite la administración de dosis más bajas de berberina y, en consecuencia, reduce el riesgo de malestar gastrointestinal que está relacionado con la dosis.”

 

“De hecho, las consideraciones sobre la tolerabilidad de las dosis bajas de berberina también pueden tener implicaciones clínicas importantes porque, como ya se sabe, la hipercolesterolemia es una condición clínica asintomática en la que la adherencia y la persistencia de los medicamentos prescritos para reducir los lípidos son relativamente bajos y las tasas de discontinuación son aún más altas en presencia de eventos adversos o reacciones a los medicamentos.”

 

Detalles del meta-análisis

Los científicos de Italia realizaron una revisión sistemática de la literatura y encontraron cinco ECAs elegibles para incluir en su meta-análisis. Estos proporcionaron datos de 497 individuos. La duración del estudio varió de tres a 12 meses y las dosis de berberina eran de 500 o 1.000 mg al día, mientras que las dosis de silimarina fueron de 105 o 210 mg al día.

 

Los resultados mostraron que la combinación se relacionaba con reducciones de 25 mg/dl en el colesterol total, 28 mg/dl en triglicéridos y 29 mg/dl en el colesterol LDL, mientras que los niveles de colesterol HDL aumentaron en 6 mg/dl.

 

Los investigadores escribieron que, “Los hallazgos actuales sugieren que la administración conjunta de berberina y silimarina se relaciona con una beneficiosa mejora del perfil de los lípidos y la glucosa, lo que sugiere el posible uso de esta combinación nutracéutica para promover la salud cardiometabólica”.

 

Referencias

Fogacci F, Grassi D, Rizzo M, Cicero AFG. Metabolic effect of berberine-silymarin association: A meta-analysis of randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trials. Phytother Res. 2019 Jan 10. doi: 10.1002/ptr.6282.

Esta entrada fue publicada en 31 marzo, 2019.

Beneficios de la Vitamina E rica en Tocotrienol sobre la función metabólica

Según los resultados de un nuevo ensayo clínico, la suplementación con vitamina E rica en tocotrienol podría beneficiar la función metabólica.

Este estudio sobre el tocotrienol, una forma de vitamina E que se obtiene a partir del aceite de palma o del achiote (también conocido como annatto), demostró que había relación entre la suplementación de 400 mg diarios de este ingrediente y la mejora de los marcadores biológicos relacionados con el síndrome metabólico en pacientes diabéticos.

Los investigadores de la Universidad Monash de Malasia descubrieron que los participantes del estudio que ingirieron un producto de vitamina E rico en tocotrienoles obtuvieron una reducción significativa de la creatinina, uno de estos biomarcadores, en comparación con el grupo placebo.

 

La evidencia previa como base

Los investigadores partieron de estudios anteriores que observaban la interacción potencial del tocotrienol con el sistema metabólico. El año pasado, los investigadores de Universidad Monash  descubrieron que la suplementación con tocotrienol mejoraba los marcadores del síndrome metabólico en las ratas.

En este nuevo estudio, los 7 biomarcadores que analizaron fueron aquellos específicamente relacionados con la diabetes vinculada al daño renal, también conocido como nefropatía.

“8 semanas de una dosis elevada de suplementación con tocotrienoles no mejoró el resto de los 6 marcadores en los pacientes con nefropatía diabética, pero sí redujo la creatinina sérica significativamente en comparación con el grupo placebo”, escribieron los investigadores en su estudio publicado recientemente en la revista Nutrients.

 

Detalles del estudio

Los participantes fueron reclutados de un existente grupo de pacientes que acuden para un seguimiento regular en el Centro de Investigación Clínica de la Universidad Monash en Malasia.

Los criterios para inscribirse fueron: edad entre 18 y 80 años y diagnosticados con diabetes tipo 2 con control de glucosa estable.

45 pacientes completaron el estudio en total, 22 en el grupo de intervención y 23 en el grupo placebo. El grupo de intervención recibió una suplementación de 400 mg diarios de vitamina E rica en tocotrienol.

Esto es una dosis relativamente alta del nutriente. “Se utilizó una dosis elevada de suplementación con tocotrienoles porque los estudios clínicos anteriores demostraron que no daba resultados significativos en dosis bajas”, escribieron los autores.

Todos los participantes ingirieron su suplemento asignado dos veces al día durante 8 semanas. Los biomarcadores se evaluaron al principio y al final de las 8 semanas.

Tras analizar la resultados, los autores del estudio concluyeron que: La suplementación con tocotrienoles puede ser una ayuda complementaria al tratamiento actual para la nefropatía diabética”.

 

Referencias

Tan SMQ, Chiew Y, Ahmad B, Kadir KA. Tocotrienol-Rich Vitamin E from Palm Oil (Tocovid) and Its Effects in Diabetes and Diabetic Nephropathy: A Pilot Phase II Clinical Trial. Nutrients. 2018 Sep 17;10(9).

 

 

Esta entrada fue publicada en 29 diciembre, 2018.

Una revisión demuestra que el enfoque prebiótico es positivo en la prevención de la obesidad

El caso del enfoque prebiótico como tratamiento nutricional alternativo contra la obesidad se ha fortalecido con la publicación de un análisis que señala los efectos beneficiosos de estos ingredientes alimentarios sobre el metabolismo.

Según escribieron en Food Research International, los investigadores presentaron evidencias de que los prebióticos podrían ser capaces de reducir los niveles de lipopolisacáridos (LPS) y aumentar los niveles de ácidos grasos de cadena corta.

“La reducción de los niveles de LPS contribuye en la reducción de los procesos inflamatorios, mientras que el aumento de los niveles de ácidos grasos de cadena corta induce la producción de hormonas que apoyan la adecuada permeabilidad intestinal”, dijo el equipo de investigación liderado por Grethel T. Choque Delgado que trabaja en el Departamento de Ingeniería Alimentaria en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa en Perú.

“Además, la modulación de la microbiota conduce a la mejora de la resistencia a la insulina, control glucémico y tolerancia a la glucosa, así como la reducción de la inflamación de los tejidos”.

El interés prebiótico cobra impulso

La facilidad de uso de los prebióticos, junto con la ausencia de efectos adversos significativos, ha emergido como un candidato ideal para tratar la epidemia de obesidad, lo que ha afectado a todos los países.

Los casos de obesidad y sobrepeso son causa de muerte de al menos 2,8 millones de personas al año. La Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra que alrededor del 39% de los adultos tiene sobrepeso, 13% de los cuales padecen obesidad.

Más de 41 millones de niños de menos de 5 años tenían sobrepeso en el 2016.

Además de una reducción de los niveles de LPS y aumentos de los niveles de ácidos grasos de cadena corta, el análisis señala a un conjunto de pruebas que relacionan el consumo de prebióticos con el aumento de la producción de poliaminas, mejora de la motilidad y función gastrointestinal, reducción del colesterol y estimulación del sistema inmune local.

 

Poder del fructooligosacárido

En sus comentarios sobre el potencial prebiótico los autores de la revisión hablan sobre el potencial de las fibras de raíz de achicoria, incluyendo otras plantas que contienen fructooligosacáridos (FOS), como la alcachofa de Jerusalén (también conocida como tupinambo) y la raíz de yacón.

“Hay una gran cantidad de prebióticos que están presentes en las plantas que se utilizan como alimento, como la achicoria, yacón, alcachofa de Jerusalén, espárrago, miel, cebolla, cebada y plátano, entre otros”, dijeron Delgado y Wirla M.S.C Tamashiro que trabaja en el Departamento de Genética, Evolución, Microbiología e Inmunología de la Universidad de Campinas en Brasil.

El yacón, una raíz andina, tiene un gran potencial prebiótico debido a su elevada concentración de FOS e inulina que favorece la expansión de la microbiota intestinal más adecuada.

Los resultados del consumo regular de esta raíz llevaron al aumento de los niveles de IgA intestinal en ausencia de infección en ratones.

 

Se han sugerido prebióticos para la prevención de la obesidad

Los fructooligosacáridos (FOS) de cadena corta también se incluyeron en la revisión con pruebas que respaldan que el consumo de prebióticos modifica la composición de la microbiota intestinal y  los parámetros metabólicos que benefician al huésped.

Los estudios con ratones obesos mostraron una reducción de las elevadas concentraciones de insulina en sangre debido al consumo de FOS de cadena corta.

Otros estudios citados demuestran los efectos beneficiosos del consumo de alimentos enriquecidos con FOS, inulina y ácidos grasos poliinsaturados para el riesgo cardiovascular en hombres obesos.

“El consumo de estos componentes funcionales causó efectos positivos en la mejora del colesterol total, colesterol LDL y niveles de proteína C-reactiva, declaró el equipo de investigación.

“Se sugiere el uso de prebióticos como herramienta terapéutica potencial para el tratamiento y prevención de la obesidad, concluyó el equipo.

“La literatura actual ha demostrado que la regularización de la microbiota intestinal debida al consumo de prebióticos causa efectos metabólicos beneficiosos como la reducción de los niveles de LPS en circulación y el aumento de los ácidos grasos de cadena corta”.

 

Referencias

Choque Delgado GT, Tamashiro WMDSC. Role of prebiotics in regulation of microbiota and prevention of obesity. Food Res Int. 2018 Nov;113:183-188.

Esta entrada fue publicada en 3 noviembre, 2018.

Bienvenido al mejor Blog del mundo del autismo 2018

Hola a todos bienvenidos al blog el www.elmundodelautismo.es desde este blog queremos animaros a que si tenéis preguntas y no es miedo, es no saber a quién dirigidos para hacer las preguntas sobre este tema tan delicado por eso os la ponemos aquí

¿Tienes un hijo con el síndrome de autismo?

¿Necesitas saber cómo afrontarlo?

¿Quieres consejos sobre el comportamiento de tu hijo o hija?

¿No sabes que le pasa?

Pues nada pregunta lo que te angustia o las inquietudes que tengas, estamos para ayudarte a darte la información que necesites y por supuesto es gratis, no pretendemos cóbrate por contestarte.

Lo hacemos desinteresadamente con el único objetivo de poder ayudare asesorarte y ver cómo afrontar esta situación con la mejor opción los mejores consejos y en caso de que lo veamos aconsejable decirte con quien debes hablar o que vayas a la consulta o algún gabinete especializado en estos tratamientos, pero eso serás tu quien lo decida como os he dicho antes nosotros siempre te aconsejamos la última palabra es tuya.

Nosotros estamos al otro lado de tu consulta para que creas que no estás sola o solo que te vamos a escuchar que vamos a compartir contigo en cada momento y etapa de tu vida siempre que tú quieras contar con nosotros, porque sabemos que es un poquito duro afrontar esta enfermedad, pero con mi ayuda lo veras con otro punto de vista diferente y aquí bajo me presento para que sepas un poco más de mi

Soy graduada en Educación Infantil y tengo un master en Trastornos del Espectro Autista, actualmente estoy estudiando el segundo año de psicología

Pulsa en el enlace de arriba para dejarnos un correo electrónico y puedes Podéis seguirnos también en redes sociales Web: https://www.elmundodelautismo.es/

Facebook: https://www.facebook.com/elmundodelau…

Twitter: https://twitter.com/mundodelautismo

Google +: https://plus.google.com/1140790911314…

Flickr: https://www.flickr.com/photos/1467820…

Pinterest: https://www.pinterest.es/jessica_dav/…

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCYM3…

 

Esta entrada fue publicada en 28 marzo, 2018.

El omega-3 DHA puede detener el inicio del lupus

Según un estudio, consumir un ácido graso omega-3 podría detener un episodio de lupus y posiblemente el desencadenante de otras enfermedades autoinmunes.

 

La investigación analizó la influencia de varias concentraciones del ácido graso Omega 3 DHA (ácido docosahexaenoico) sobre las lesiones pulmonares y renales causadas por el lupus autoinmune. Los hallazgos indicaron que hasta el 96% de estas lesiones pulmonares se detuvieron con el uso de suplementos de DHA.

 

Este descubrimiento tiene una relevancia en el apartado fisiológico, en lo que respecta a cómo y qué tipo de aceite de pescado se debe incluir en una típica dieta occidental.

“Debido a que se produce en un ambiente controlado, el aceite de microalgas rico en DHA no contendrá contaminantes ambientales “, asegura el doctor James Pestka, profesor universitario de la Universidad Estatal de Michigan y principal autor del estudio. “Sin embargo, si se obtiene de un fabricante o proveedor de renombre, los omega 3 derivados de los peces pueden estar igualmente libres de contaminantes”.

Además, el énfasis en los ácidos grasos poliinsaturados omega 6 en la dieta occidental significa que el número creciente de personas sigue dietas deficientes en omega 3. “Dependemos en gran medida de los aceites vegetales que contienen principalmente omega 5”, explicó Pestka. “No somos capaces de sintetizar omega 3. Por lo tanto, necesitamos consumir más omega 3 que contienen pescado o tomar suplementos de omega 3”.

 

Detalles del estudio

El estudio preclínico examinó el efecto del DHA sobre la lesión del lupus en los pulmones y riñones de ratones hembra que ya estaban predispuestos genéticamente a la enfermedad.

 

Los ratones fueron alimentados con dietas que contenían 0,0, 0,4, 1,2 ó 2,4% de DHA. Dos semanas después de iniciar la alimentación, los ratones se expusieron a 1 mg de sílice cristalina (cSi02) una vez por semana durante un mes y se mantuvo en la dieta experimental durante un período adicional de 12 semanas.

 

Csi02, también conocido como cuarzo, es un conocido desencadenante de la respuesta autoinmune en los pulmones y los riñones. Los ratones fueron evaluados para marcadores de inflamación y autoinmunidad en los pulmones, sangre y riñón.

 

Resultados

Los resultados revelaron que ciertos anticuerpos en el pulmón fueron reducidos en número por consumo de DHA (0,4, 1,2, 2.4%) en 80, 98 y 96%, respectivamente.

 

La suplementación con DHA en las mismas concentraciones redujo el número de otras células inmunes en el pulmón en 41, 79 y 83%, respectivamente.

El autor del estudio, Jack Harkema, cree que el DHA puede estar modificando el método en que las células sanas, también conocidas como macrófagos, responde al sílice en los pulmones e incluso podrían estar cambiando la respuesta del sistema inmunitario.

 

Respecto a los resultados, Harkema dijo que “el 96% de las lesiones pulmonares se detuvieron con DHA después de ser desencadenada por el sílice. Nunca antes había visto una respuesta protectora tan dramática en el pulmón”.

 

 

¿Terapia de enfermedades crónicas?

 

Un estudio ha sugerido que la suplementación dietética de ácidos grasos poliinsaturados de omega 3 puede suprimir e incluso revertir la inflamación inducida por células inmunes.

 

Estos lípidos dietéticos proporcionaron candidatos viables probados para la prevención o tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas.

 

“Aunque se debe enfatizar que nuestro estudio se realizó con ratones, un modelo preclínico, creemos que nuestra investigación aporta una nueva visión de cómo los omega 3 podrían bloquear el desencadenamiento ambiental de otras enfermedades autoinmunes o inflamatorias”, dijo Pestka.

 

Por ejemplo, la exposición ocupacional al sílice se ha relacionado con la artritis reumatoide. Se ha demostrado que el consumo de omega 3 beneficia a personas con esta enfermedad inflamatoria que afecta a las articulaciones.

 

Las recomendaciones actuales establecidas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria identifican una ingesta de 250 mg de EPA + DHA por día para la población adulta en general con una dosis máxima tolerada de 5 g por día.

 

En la vida cotidiana, un ser humano comiendo 200 kcal / d requeriría 2, 6 y 12 g/día para correlacionar con las cantidades consumidas en este estudio.

“Las perspectivas futuras de este modelo deben centrarse en los efectos de consumir 5 mg/día de DHA o equivalentes humanos inferiores (es decir, menos del 2,4% de la ingesta total de energía) y considerar los efectos del consumo de DHA por los ratones propensos al lupus durante las primeras etapas de vida y la susceptibilidad a largo plazo a factores ambientales”, concluyó el estudio.

 

 

Esta entrada fue publicada en 3 febrero, 2018.